domingo, 6 de diciembre de 2009

CARQUIÑOLIS DE LIMÓN Y FRUTOS SECOS AL CARDAMOMO


Los carquiñoles son un postre típico de Cataluña. Son unas barritas de pan dulce y almendra muy tostados y que presentan multitud de variantes, según la zona y el capricho del que los hace.

Los que os presento aquí tienen algunas diferencias respecto a los tradicionales. No les he añadido levadura, ya que se consigue suficiente esponjosidad con las claras batidas a punto de nieve. Solo he utilizado claras y no huevos enteros, de esta forma son bastante más ligeros.
Aunque solo suelen llevar almendras en crudo y sin pelar, yo he utilizado, almendra, avellana y piñones.

Puedes usar la bandeja del horno, o algún recipiente, con forma rectangular preferiblemente. También puedes hacer unos cilindros con la masa y de una altura de tres cm aproximadamente.
Yo he utilizado una fuente de 23 x 20
Esta, receta, está basada en una de Pepinho


Ingredientes.-

• 120 gr. de claras (equivalen a 3 huevos grandes)

• 98 gr. de azúcar
• La ralladura de un limón grande o dos pequeños
• 3 o 4 vainas de cardamomo
• 12 gr de azúcar vainillado
• 120 gr de harina normal
• 75 gr de avellanas enteras
• 90 gr de almendras enteras
• 35 gr de piñones
• Una pizca de sal




Elaboración .-

Precalentamos el horno a 170 ºC.
Mezclamos la harina, el azúcar vainillado y la sal. Reservamos
Separamos las yemas de las claras en los huevos. Guardamos las yemas para otro uso y ponemos las claras en un recipiente para montarlas a punto de nieve. Añadir antes de empezar a batir unas gotitas de vinagre o de limón.
Cuando estén casi montadas añadir el azúcar poco a poco, sin dejar de batir. Estará montada cuando se formen picos y no se vengan a bajo. Tiene que estar bien compacta. Antes de terminar y sin dejar de batir, añadimos la ralladura de limón y el cardamomo triturado.
Para triturar el cardamomo, cogemos las vainas y las abrimos poniendo los cotiledones en un recipiente, donde lo machacaremos después. Debe estar lo más triturado posible. Perfuma con mucha intensidad y si se queda algún trocito grande, puede resultar desagradable.
Una vez montada la nata e incorporados los ingredientes anteriores, vertemos la harina con un colador encima de la nata y mezclamos con suavidad y movimientos envolventes para evitar que el aire que hemos incorporado al batir, desaparezca y baje su volumen.
A continuación añadimos los frutos secos y repetimos la operación de mezclar con suavidad



Una vez mezclado, vertemos la masa en el molde o en la bandeja de horno, a los que previamente habremos puesto papel vegetal, engrasado y enharinado, para evitar que se nos pegue.

Igualamos la superficie e introducimos al horno durante 25 minutos aproximadamente. Hasta que empiece a coger un tono dorado.
Transcurrido este tiempo, lo sacamos y dejamos enfriar casi completamente. Una vez frío lo sacamos del molde y lo cortamos en tiras de unos dos cm de espesor. Colocamos las tiras en la bandeja de horno con una de las caras del corte hacia arriba y volvemos a meter al horno hasta que coja un tono dorado también. A los doce o trece minutos, lo sacamos de nuevo y les damos la vuelta a las piezas para que se dore la otra cara. En total en esta segunda fase, debe estar unos 25 minutos en el horno.



Debes dejarlo más o menos tiempo, en función de cómo te gusten de crujientes.
Una vez tostadas las dos caras, sacamos del horno y dejamos enfriar.
Su textura crujiente y sabor a limón lo convierten en una excelente excusa para picar entre horas.

Bon appetit

H. Chinaski

8 comentarios:

Mayte dijo...

Osease que ésto es como los biscottis...pero a la española ? :p

Solo molesto eh...se ven ricos, eso sí, yo los biscottis y que el mundo ruede en éste tipo de galletas-pan.

Un biko grande, eso sí los postres cada día te van quedando más chulos :D

p.d. por cierto qué tal un tiramisú con estos carquiñolis, yo lo he hecho con biscotti en las urgencias ;)

Mayte dijo...

ahhh te voy a enviar ahora la receta de unas galletas que están buenisimas para éstas fechas :D

otro biko.

p.d. ya sé que es fuera de tema, pero que no entendiste del otro post...he visto apenas el correo, mucho jaleo remodelando casa :S

H. Chinaski dijo...

Mayte
Desconocía lo que eran los biscottis, pero por lo que he leido se parecen bastante...en la forma :P
La sugerencia del tiramisú no lo tengo muy claro. Encontrar frutos secos con sabor a café en el tiramisú ....no lo asocio, pero ¿quien sabe? igual está bueno.

Gracias por la receta, te comentaré los resultados.
Que termines bien con el remodelado ;)

Besos

Shinta dijo...

Para que veas que me he bajado del burro, pasate por mi casita.

Tus carquiñolis son el cielo mismo comparado con mis ultimos postres. Andas sobrao y lo que mejor tienen esos palitos es que no pasa nada si tienen dias hechos, no?

Los he comido varias veces pero con limón y cardadomo no.

Una cajita, please.

Carolina dijo...

Ala que ricos se ven... Al cardamomo yo tampoco los he comido... habra que probar... Carlos deberias de invitarme a tomar el cafecito con un par de ellos.

H. Chinaski dijo...

Shinta

Gracias por los inmerecidos halagos
Quizas tengan algo que ver en este postre mis antepasados catalanes.
Como muy bien dices, ademas de faciles de hacer duran mucho tiempo, siempre que tengas buena dentadura, Lo unico que les pasa es que se endurecen. Pero estan igual de buenos.

Petons

H. Chinaski dijo...

Carolina

Un placer volver a verte por aqui.
Espero ya estes mejor. Ya sabes ... tiempo.

El cardamomo les da su toque, diferente al limon pero alimonado tambien.
Me encanta
¿se nota mucho que soy un entusiasta de esta especia?

El unico inconveniente que tiene este postre es que si quieres apreciar todos los sabores, no debes tardar mas de dos dias en comerlo.

Al cafe me invitas tu y yo pongo las pastas.

Besos

Shinta dijo...

Ni huevos ni limon en la nevera....ni cardadomo.

Si prometo bajar ahora a comprarlos, que me das??