domingo, 22 de noviembre de 2009

BARRITAS DE TRES CHOCOLATES, NARANJA Y FRUTOS SECOS




Vuelvo al chocolate, uno de mis vicios confesables, en cualquiera de sus formas.
En esta ocasión, se trata de una combinación de chocolate blanco, chocolate negro con el 70 % de cacao, y chocolate con leche y naranja, cubierto con una ligera capa de un mix de frutos secos (almendra, avellana y nueces)
La receta la he tomado del blog i-Recetas y la había hecho otras veces, introduciendo distintos tipos de chocolates. Los resultados no son iguales ya que el comportamiento del chocolate fundido, es diferente en función de la proporción de cacao que lleve. A menos cacao y si es con leche, obtienes un chocolate más fluido.
En este caso he mezclado 100 gr. (66,66%) de chocolate al 70 % con 50 gr (33,33%) de chocolate con naranja. Hay que tener un poco de cuidado al fundirlos, o fundirlos por separado a baja temperatura y a baño maría. El chocolate negro tarda más tiempo en fundir y si se ponen a la vez, puede llegar a descomponer al chocolate con leche. El chocolate blanco todavía es más delicado que los anteriores. Se descompone más rápidamente, si te pasas con el calor y pierde la fluidez que debe tener.



Las cantidades de los ingredientes, están pensadas para un molde de 19x19 cm. El que tengo es de 23x13 cm. En teoría, debería haber recalculado las cantidades en proporción a la capacidad del molde (podéis hacerlo si el vuestro es de dimensiones muy diferentes). No lo he hecho por que su forma no es de prisma, es más bien piramidal, así que no me libro de tener que cortarlo cuando se ha enfriado para darle forma de prisma

Ingredientes.-

- 100 gr. de Frutos secos (He puesto almendras, avellanas y nueces a partes iguales)

- 100 gr. de chocolate negro al 70 % de cacao
- 50 gr. de chocolate con leche y naranja
- 75 gr. de mantequilla
- 150 gr. de leche condensada
- 3 huevos grandes
- 25 gr. de harina normal
- 5 ml de vainilla líquida
- Una pizca de sal fina



- 100 gr. de chocolate blanco
- 35 gr. de mantequilla
- 50 gr. de leche condensada
- 1 huevo grande
- 10 gr. de harina normal
- 3 o 4 gr. de canela molida

- Chocolate para decorar (El que desees)



Elaboración.-

Preparamos el molde untándolo con mantequilla y rociando un poco de harina por encima. Quitamos la harina sobrante y reservamos

Picamos o troceamos los frutos secos dejándolos en porciones no muy pequeñas

Preparamos dos recipientes para hacer un baño maría y fundir los chocolates.
Cogemos el chocolate negro lo troceamos un poco con las manos y lo ponemos en el recipiente hacemos lo mismo con el chocolate con naranja
Cuando estén casi fundidos, añadimos la mantequilla y movemos con suavidad utilizando una espátula de silicona o una cuchara de madera, retirando el recipiente del agua hasta que se hayan homogeneizado. Reservamos.
Batimos los huevos. Añadimos la leche condensada y volvemos a batir, añadiendo al final la vainilla líquida. Vertemos el chocolate reservado sobre los huevos mezclando con cuidado. Si el chocolate todavía está muy caliente podría hacer que los huevos cuajasen. Continuamos añadiendo la harina tamizada con un colador y la sal, mezclando otra vez con cuidado hasta que se hayan integrado todos los componentes



Repetimos la operación con el chocolate blanco siguiendo el mismo procedimiento. Fundimos el chocolate, añadimos la mantequilla, batimos el huevo, añadimos la leche condensada, la harina y la canela. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180 ºC

Ponemos en el molde la masa de chocolate negro que teníamos reservada, homogeneizando otra vez antes de hacerlo.
Hacemos lo mismo con el chocolate blanco repartiéndolo de manera que parezcan “betas”.

Distribuimos los frutos secos con cuidado para que no se hundan en la superficie del molde, e introducimos en el horno ya precalentado.

Mantenerlo en el horno durante 25 o 30 minutos. No debe quedar seco. No es un bizcocho. He empezado los primeros 15 minutos con calor solo por la parte inferior, pero eso depende de cada horno. Ninguno se comporta igual.

Transcurrido el tiempo sacamos del horno y dejamos que se enfríe completamente.



Fundimos una pequeña cantidad de chocolate para decorar.
Antes de que se enfríe puedes verter el chocolate en un cucurucho hecho con papel de horno, si eres manitas, o tomar una bolsa de plástico de las que se utilizan para congelar alimentos , poner ahí el chocolate, hacer un pequeño corte en una esquina y decorar como te apetezca.
Una vez solidificado el chocolate de la decoración puedes cortar las porciones

Puede tener una similitud, aunque no se parece en nada, a un turrón y dadas las fechas que se avecinan es una alternativa

Es sencillamente delicioso

Bon appétit

H. Chinaski

10 comentarios:

© Capri dijo...

La verdad es que tiene una pinta deliciosa.

En mi casa duraría poco muy poco.

Intentaré echarle valor para hacerla y poner una sonrisa cuando vea que antes de media hora , solo queda la bandeja con los restos de la tarta.

El chocolate es uno de mis vicios tb confesables, y el de toda la family

Eres un artista, vamos yo queria asi uno en casita que me hiciera postres tan ricos, claro que luego me iria al gym a quemar las calorias

Un beso

Rochitas dijo...

AMIGO Y ESTE BLOG!?!?
Soy bastante poco experta en lo que se refiere a cocina, pero este postre me lo imprimo y me lo llevo.

H. Chinaski dijo...

Capri
Es mucho mejor comerlo que verlo
Es fácil de hacer y para el poco esfuerzo que implica, el éxito está garantizado.
Prueba y me cuentas

Gracias

Un beso

H. Chinaski dijo...

Rochitas

No dolo de letras vive el hombre, querida amiga.

Yo adoro casi todo lo prohibido y esto de los dulces suele estarlo.... pero es tan fuerte la tentación.

Gracias

Un beso

alma dijo...

Este blog es un atentando contra las dietas :)) qué rico!!

H. Chinaski dijo...

Querida Alma
Tu frase ha sido lapidaria, en en eso tienes toda la razón.....por ahora

Gracias

Un beso

Mayte dijo...

Lucen estupendas...aunque a mi tanto chocolate...pero en casa hay varios adeptos, a ver si lo hago. Yo soy fan de la cocoa, sin azúcar, me parece lo más maravilloso.

Un bikiño!!

H. Chinaski dijo...

Parece que vaya a ser demasiado, pero te aseguro que es muy agradable de comer.
Claro que ¿que voy a decir yo?

Un beso Mayte

alma dijo...

Bueno...si acaso dulcemente lapidaria, jajajaj

Carolina dijo...

Gracias por tus palabras en mi entrada de hoy en mi blog.

A mi tambien me gustan mas lo dulce que lo salado... Y tu blog es muy goloso, Tengo varias de tus recetas en pendientes!!

Lastima que haya que mantener la talla a raya!!

Un beso!!