domingo, 28 de junio de 2009

EL VIAJE IV

Volví caminando hasta el hotel. Fue una despedida un tanto fria. Intercambiamos los números de nuestros móviles y le prometí llamarla al dia siguiente.
Una vez en la habitación, hice un repaso de lo ocurrido en las ultimas horas. El encuentro, la cena, la copa y el escarceo posterior.

A veces, lo evidente suele ser la verdad, y en este caso, al menos tal y como lo veía, lo evidente era que una señora de buen ver había querido tener una aventurilla sin complicaciones, pero en el momento de la verdad, se había arrepentido quizás por algún prejuicio, no lo se, pero tuve la sensación de que había estado jugando conmigo.
Yo tenia comprometidos los almuerzos de los próximos días, así que la llamaba al terminar mi trabajo y me recogía en el hotel. Siempre me esperaba en la Brasserie del propio hotel y después de tomar algo salíamos a pasear o a recoger su coche, según lo que hubiésemos decidido hacer esa noche.
Ya conocía casi todos los sitios que visitamos, pero no todos los días se tiene una guía autóctona y en el fondo me daba un poco igual donde fuésemos. Solo quería estar con ella
Me llevó a pasear por la orilla del Sena, a visitar el Sacre Coeur. Caminamos por las calles de Montmartre cruzandonos con bohemios de dudoso aspecto y con pintores callejeros que iban a la caza de turistas para venderles alguno de sus cuadros o hacerles algún boceto al carboncillo, ejecutado en unos minutos, en los que apenas se distinguía algún rasgo que recordase al modelo. Pero…..era Paris.

En esos días le note un cambio de actitud. Tenia momentos de euforia en los que se transformaba en una veinteañera caprichosa y encantadora a la vez y otros en los que sin motivo, se encerraba en si misma, dejaba de hablar y parecía transportarse a otro mundo.



No habíamos vuelto a hablar de lo ocurrido en el coche. Ella se había ido mostrando mas cariñosa a medida que pasaban los días, pero ninguno de los dos dio ningún paso mas allá de furtivos besos y caricias.

La ultima tarde, yo me marchaba al día siguiente, me propuso ir al Boulevard Saint Germain. Es la zona de estudiantes y vida nocturna. Visitamos algunos pubs que tenían la peculiaridad de que se fabricaban su propia cerveza y nos bebimos unas cuantas. Me invitó a cenar en una Brasserie y tomamos café en el Café de Flore uno de los emblemáticos de Paris por haber sido reducto habitual de Jean Paul Sartre o Albert Camus. A continuacion pasamos a Les Deux Magots que está junto al anterior y donde Sartre y Hemingway organizaban tertulias.




Salimos de allí y nos dirigimos caminando hacia la Isla de la Cite. Celebrábamos la despedida – entonces yo no sabia hasta que punto – y habíamos tomado bastante alcohol, así que no nos vendría mal andar un rato.

Cuando cruzábamos por delante de Notre Dame, miro hacia la monumental basílica, dejó de hablar y pareció sumirse en uno de esos trances en los que se iba a otra realidad. Respeté su silencio y al cabo de unos minutos me dijo

- Llévame al hotel
- ¿Estas segura? – le pregunté
- No hagas preguntas absurdas y llévame al hotel
- De acuerdo

Estábamos relativamente cerca, así que continuamos caminando en silencio.

En esos momentos pensé que el que realmente no estaba seguro era yo. Era nuestra ultima oportunidad, pero mi primera fijación de acostarme con ella había cambiado. Obviamente no iba a decir que no a la proposición, pero ya no era solo sexo. Estaba enganchado a esa mujer y quería algo mas.

En el vestíbulo del hotel, el recepcionista nos dirigió una sonrisa entre cortés y de complicidad. Me había visto llegar todas las noches solo.
Ya en la habitación, abrió el balcón y observamos la majestuosidad del Louvre, los escasos coches que circulaban en esos momentos por la Rue de Rivoli.
Habíamos cruzado cuatro palabras desde hacia rato. Nos abrazamos y entramos.

Es difícil describir lo que ocurrió. Nuestros cuerpos se entregaron, mi alma también. Ella parecía ir y venir de su mundo y en algún momento vi caer lágrimas de sus ojos.
Cuando acabamos me dijo

- Gracias por estos días

Fueron las ultimas palabras que escuche salir de su boca.

Estaba amaneciendo, me volví en la cama y vi que ya no estaba. Se oían sirenas a lo lejos y el frío del otoño entraba através del balcón abierto.

Pensé que Marie se había marchado mientras yo dormía. No le gustaban las despedidas.

No recordaba que el balcón se hubiese quedado así. Me levanté para cerrarlo y las sirenas dejaron de oírse allí mismo.

Al asomarme vi un cuerpo de mujer tendido en el asfalto, inmóvil, desnuda, en una postura grotesca y en un charco de sangre.

La reconocí. Todavía podía oler el aroma de su piel en la mia.

Comencé a temblar y me puse a llorar como un niño.

Fin

H. Chinaski

11 comentarios:

dijo...

Una mujer inolvidable.

Quizás este relato es tan solo otro de tus deseos.

El amor efímero, el amor romántico efímero, la pasión efímera, matar al ruiseñor en el mejor momento.

En el fondo, todas las relaciones deberían acabar después de esa primera noche, porque después de eso, nada es igual, quizás la segunda, la tercera....pero nunca con ese climax.

Sinceramente, podía haber sido peor; un robo, un chantaje....

En fin, soy hija de novela negra.
Shinta

H. Chinaski dijo...

Ayer, despues de haberte escrito, la mierda esta de la "timofonica" me dijo que no tenía conexión y ni te lo pude enviar, ni lo pude rescatar.
Y yo que te habia hecho una elegía al amor pragmático-científico.
En otro momento, con más tiempo te la reescribo.
Lo que nos ocurre en la vida, si ha dejado huella y nos ha marcado, siempre es inolvidable. Si ha sido bueno sonreiremos en nuestro interior al recordar. Si ha sido malo, a pesar del paso de los años, ese recuerdo nos corroerá las entrañas.
El amor, ese amor que describes cumple las dos facetas, la buena y la mala, y siempre se olvida antes la buena que la mala.
Hay pocas cosas que nos diferencian de los "animales irracionales" ¿nuestra capacidad de pensar? (pronto escribire una entrada sobre esto)
Al final, nos regimos por el aprendizaje, la genética, los hábitos, las costumbres.... y cuando hay algo que se sale de lo normal, suele obedecer a reacciones primarias.... y animales.
En cualquier caso, ummmmm.......son tan agradables esas sensaciones de la primera etapa que merece la pena vivirla a pesar de saber lo que viene después.

Yo no la maté. Estaba muerta cuando la conocí.
La lista de mis deseos es tan grande como el universo, pero el relato...
Espero leer pronto el tuyo

¿la del reflejo eres tu?

Un beso
H. Chinaski

dijo...

Hey, relato del viaje a Paris, no aseguro que haya, así que nos contentaremos con algunos comentarios.

Ja,ja....sólo puedo decir que viajaba con dos hombres.....jajaja, o al menos, fui con uno, se sumo otro y sigue, sigue, sigue....!!!

Voy a seguir dando una vuelta por los postres más ricos de la red.

dijo...

Quería comentarte que es cierto que no me despido nunca y menos con una frase hecha. Así que si de vez en cuando cae algo, bueno sea.

Lo de las fotos no tengo ni idea. He probado poco. He visto que con algunas puedo abrirlas aparte si le cliko y otras no. No lo sé pues, cuando tenga tiempo investigaré.

Ah! y cambia la letra o el fondo que me he dejado los ojos en la pantalla, cuesta un pelín de leer.

H. Chinaski dijo...

¿No serás capaz de hacerme semejante putada después de ponerme el grano de uva en la boca?

"Quid pro quo" Shinta
No seas tan fría y escurridiza, que yo no hago mas que largar y tu no me cuentas nada.
Seguro que también has sido pez en alguna de tus anteriores reencarnaciones

¿que ocurre? ¿no te atreves?, ¿tan malo fue que no me lo quieres contar?
Te aseguro que soy hombre de plena confianza y discreto como una tumba.

Si no me cuentas tu viaje a París, yo tampoco te contaré el mío a Tunez, ni el de Düsseldorf, ni el de Frankfurt....... JaJa
Alguien me contó una vez que tienes una "cierta" atracción por la cultura árabe.

Gracias, infinitas gracias por haberte acordado de este tu humilde servidor. Es un inconmensurable honor para mi que seas mi primera seguidora. Algo que no puedo testimoniar yo contigo, por que tu no quieres tener seguidores en tu blog.

Mil perdones por lo del blog, me he puesto a enredar intentando añadir algo en el html y he borrado algo que no debía. Se ha quedado el fondo blanco y no me dejaba cambiarlo. Creo que ya está resuelto. Espero que esos espectaculares ojos que debes tener, no hayan sufrido daños irreparables.

Bueno, me despido sin despedirme

H. Chinaski dijo...

He olvidado preguntarte
¿cual es tu signo zodiacal?

JaJa lo mismo tengo suerte y me lo dices

dijo...

Aquí alguien cuyo estilo de escritura es poco ortodoxo,¿qué es aquello de inicio, nudo y desenlace?

Mi ascendente es escorpion, je je ...fuego fuego.

¿como lo hago para aceptar seguidores? ya decía yo que nadie se quedaba por mi pagina...........

prometo contar algún viajecillo, pero no es lo mio. Viajar, digo.

Mañana, curro, comida, curro, calse y cena invitada con vistas a la gran ciudad.

H. Chinaski dijo...

Lo importante es lo que quieres decir, no como lo digas. Y tu estilo, en mi opinion como lector, esta bien.

Luego te explico lo de los seguidores.

Tengo que currar

H.Chinaski

H. Chinaski dijo...

Hola `´

Me resulta muy extraño saludar a un símblo. No termino de acostumbrarme.
Ya se que pregunto mucho, pero... ¿que significa?

Esta mañana estaba trabajando y no he podido seguir, disculpa.

Te decía que que lo importante a la hora de contar algo es contarlo como tu lo sientes. Da igual la forma en que se cuenta. Si dejas salir tal cual, lo que llevas dentro transmitirás lo que quieres decir.
Fíjate si era poco ortodoxo escribiendo Bukowski, y sin embargo, si hay algo que transmiten sus escritos, es fuerza interior.
Estoy seguro de que es cuestión de perder el miedo y un poquito de práctica.

Lo de los seguidores, yo pensaba que lo habías hecho a idea. Te cuento como activarlo, es muy fácil.
En blogger.com, entra en tu página y en la fila de entradas, configuración, diseño, etc clika en diseño.
En la pestaña Diseño tienes varios apartados, por defecto te sale el de Elementos de Página con un pequeño esquema de tu diseño del blog.
En la columna lateral uno de los rectángulos tendrá escrito : "Añadir un gadget"
Si clikas en el, te abre otra ventana en la que te salen distintas opciones para añadir. La primera es la de seguidores. Tiene un signo + al lado. Si vuelves a clikar te lo añadirá al blog.

¡Así que escorpión!.......muy interesante.
Ahora entiendo algunas cosas y por que te rodea tanto misterio. Eres mucho mas que fuego.
El mío ya lo sabes, soy el libra más desequilibrado del signo del equilibrio.
¿Te gusta el esoterismo?
Si te gusta o eres aficionada y quieres te contaré alguna vivencia........ para no dormir

Voy a seguir currando

No se despide
H. Chinaski

PD. ¿como se despide uno sin una frase hecha? ¿no son todo frases hechas?

Anónimo dijo...

En nuestros blogs, que tan pocos seguidores tienen, creo que no hay porqué saludar y despedirse forzosamente.

Para mi, cada ventanita de diálogo es una frase dicha al viento. igual que cuando te encuentras a un vecino de la escalera y comentas lo último de lo último. Luego siempre vienen las veladas formales, esas en las que hay presentaciones y hay que llevar vino o postre.

Esta noche he cenado fuera; ha estado bien, con vistas al mar, desde la montaña, unas cigalas, unas torradas, queso de diversas procedencias y un poco (?) de cava. Tambien he bebido en la comida, mis niveles de alcohol en la sangre en estos momentos son bastante elevados y creo que es hora de ir a dormir.

....A soñar con los angelitos!!! (esa es mi despedida hoy)

Shinta

H. Chinaski dijo...

Que envidia me das con la cena. Tal y como la describes ha sido.....casi perfecta, quizas solo ha faltado un final con la pasión que se desprende de ti.
O a lo mejor simplemente no lo has dicho

Entiendo lo del saludo
Para mi es automático, una costumbre y una forma de manifestar alegría en el comienzo y tristeza en la despedida.
Es menos....frio
Pero no quiero cambiar tus hábitos.
Plantéalo como quieras
Luego sigo

Buen despertar, Anónima

H.C.