viernes, 3 de julio de 2009

QUIEN FUERA HALCON

Cada mañana, cuando suena el insufrible despertador a las 4,45 am, me hago la misma pregunta. ¿hace falta tanto para vivir?

Pregunta totalmente absurda por que conozco la respuesta perféctamente, NO.




Cada día salgo a tomar un café a media mañana y veo una pareja de halcones con las alas desplegadas, planeando majestuosamente en busca de algun ratoncillo para su sustento.

Cada día al ver esa escena pienso............... "quien fuera halcón"

Se supone que la diferencia fundamental entre cualquier animal y el ser humano, es que el ser humano tiene un cerebro suficientemente desarrollado como para hacer cosas que el resto de los animales no y nos autoproclamamos superiores. Cosas como pensar, discernir, evaluar, decidir, asumir, tener sentimientos, sufrir y muchas otras.

Puede parecer disparatado lo que voy a decir, pero......¿merece la pena?

¿No sería todo mucho más fácil si nuestro objetivo en la vida fuese simple y llanamente sobrevivir?

¿Para que nos sirven todas las necesidades que nos hemos creado? salvo para amargarnos la existencia para encontrar la manera de conseguirlas, para amargarnos la existencia si no las conseguimos y para perder el interés una vez conseguidas hasta que tengamos ganas de conseguir otras ¿mejores?.


Sería algo así: Nazco. Me alimentan hasta que sea capaz de conseguir comida por mi mismo. Me protegen hasta que pueda defenderme.Tengo hambre y busco comida para saciarlo. Si soy hembra, mi genética me dirá cuando tengo que ofrecerme al macho para aparearme. Si soy macho, mi genética me dirá cuando debo buscar una hembra para cumplir con el ciclo de la reproduccíón. Y cuando llegue el momento moriré.

Y el ciclo continuará.

Nosotros, los "superiores" humanos, hacemos exáctamente lo mismo pero de una forma mucho más enrevesada, sufriendo y haciendo sufrir.
¿Merece la pena?

Quiero ser hacón


H. Chinaski

5 comentarios:

Shinta`´ dijo...

....Tu lo has dicho!!!

Indicaciones: Vaya a una papeleria, compre una goma de borrar, grande, muy grande. Busque a alguién que le ayude, esa goma tendrá que borrar muchas cosas.

Levántese a las 4:45 (uf....no podría) y comience a borrar lo superfluo. Que le queda, amigo? Dormir, comer y hacer sus necesidades.

El problema es que el halcón, que según tu tan feliz vive, es un desgraciado también, que mata para vivir. No me quisiera ver en esa tesitura, no.

Buen fin de semana.

P.D.: He dejado el permiso a mi casera para que te deje coger la foto y la pases un poco por la lavadora. Tambien te he puesto un mail a tu dirección.

H. Chinaski dijo...

Lo difícil de esto es conseguir separar lo supérfluo de lo necesario (o de lo que creemos necesario) cuando no eres halcón.

Desconozco si el halcón conoce la felicidad. Si la conoce....ya no quiero ser como él. Si la conoce también conocerá el sufrimiento (seguro que bastante mejor) y yo ya estoy cansado de sufrir.
Prefiero pensar que en su genética pura y sin evolución no ha desarrollado esas habilidades. Sus objetivos deben ser totalmente primarios. Por eso no sufre cuando mata para sobrevivir.
No es consciente de ello.
Es la simplicidad en estado puro.

Me va a encantar conocer a tu casera. Solo tiene que ser la décima parte de "guay" que su inquilina para ser un placer estar con ella.
(No son frases hechas, o si, no lo se ni me importa. Yo soy y escribo así, como me sale de dentro)

Voy a visitar tu casa y a ver ese correo.

Un beso

H. Chinaski dijo...

No te deseo...todavía buen fin de semana por que espero que volvamos a contactar antes

Liz dijo...

Hola Chinaski, gracias por tu visita. La verdad es que nisiquiera se como has visto que tengo tantas visitas, si no he tenido contador hasta este viernes! Bueno, pues si he tenido tantas creo que porque pongo entradas todos los dias, gente de muchos paises puede leerme, y escribo muchos comentarios, lo que me da a conocerme. Creo que eso es todo, hehehe. Espero haberte ayudado.

En cuanto a tu post, estoy de acuerdo de que nuestras vidas son bastate complejas, cuando lo unico que hace un animal es sobrevivir. Pero, estamos todos dispuestos a cambiar?! Me extranyaria mucho, por lo que en vez de ser extremitas y optar por no cambiar o volvernos totalmente salvajes, es decir, actuar segun nestros instintos de supervivencia. Porque no simplificamos nuestras vidas poco a poco hasta un punto medio??
Un saludo.

Anónimo dijo...

A mi me gustaria en cualquier momento, ser por un momento un animal, un pajarillo, un aguila, un gato...vivir esa vida simple y llana.
Y es que los humanos nos complicamos por todo, prestamos atencion a cosas superfluas y sin sentido y al final "todo es vanidad".
Deberiamos apegarnos a lo basico: amor, lealtad, honor. Deberiamos ser simples y llanos, decir la verdad, decir lo que sentimos, evitar complicarnos.
Pero creamos barreras, complicaciones, convenciones sociales, modas, chismes, etc, etc, en el afan de no comprendernos.
Y si, por solo un momento, todos pudieramos ser un noble y simple animal.....¿con eso seria un mundo mejor?