jueves, 29 de julio de 2010

MOUSSE DE CAVA



            Lo prometido es deuda
           
            Esta receta está dedicada a Capri.
            Como ves, tu persistencia ha dado sus frutos

Hace un  tiempo adquirí el compromiso de  hacer un postre bajo en calorías. Lo he ido demorando por no haber encontrado una receta que me atrajese lo suficiente. 
Reconozco que me resisto a hacer un postre dulce  pensando en que  no debe afectar a una dieta, cuando, por definición, un postre dulce es lo que es, algo pensado y hecho para deleitar el paladar sin tener remordimientos sobre las consecuencias de ingerirlo. Después ya vendrán las horas de gimnasio o privarse de otras cosas para compensar
Los postres Light, en general, no suelen ser excesivamente apetecibles para quienes amamos el dulce a pesar de de sus nefastas consecuencias estéticas.
            Este no es un postre Light al uso, pero es lo bastante hipo calórico como para poder comerlo sin excesivos remordimientos de conciencia.
            En contraprestación espero que Capri me regale alguna de las recetas tradicionales de postres de su Galicia natal. De esas que no se encuentran en los libros o en Internet. De esas que hacían las abuelas y se escriben en un cuaderno para que no se olviden. Yo por mi parte me comprometo a hacerla y publicarla

                       

¿Cava o Champagne?
           
            Me decidí por la mousse de cava por que lleva muy poco azúcar, es ligera y al ser un postre fresco es muy apetecible para contrarrestar estos calores estos calores estivales que nos azotan en el continente europeo. Esto no la excluye para quien esté sufriendo los rigores del invierno en el continente  americano, pero quizás sea mas apetecible cuando el calor castiga.
            La receta original esta escrita con Champagne
            Personalmente, tanto el cava como el champagne son santos de mi devoción, siempre que sean de buena calidad. En los dos espumosos hay bueno y malo, como en todas las cosas. Son dos productos diferentes que tienen algún parecido, pero no son lo mismo. Las diferencias de precios que se han de pagar por deleitar el paladar con uno u otro, influyen muchas veces en la decisión de la compra, y en ese caso, al menos aquí en España, gana por goleada el cava, como no podía ser de otra forma.
            Para hacer la receta he utilizado un cava Brut Nature de muy  buena calidad. Para los amantes de los espumosos puede parecer un desperdicio, pero, hace tiempo aprendí  que cuanto mejores son los ingredientes, mejor es el resultado, y si puedo, lo llevo a la práctica.
            Debo avisar de que la receta es sencilla, pero laboriosa. Al menos para mi lo ha sido. Seguramente tiene bastante que ver mi torpeza habitual para estos menesteres.
            He utilizado distintos moldes para su elaboración. Se puede hacer en un molde grande, o si tenéis moldes pequeños, se pueden hacer porciones individuales.
            Los que yo he usado son cuadrados y redondos de 10, 8  y 6 cm de lado o de diámetro en acero inoxidable. Son los habituales de cocina para emplatar  varias capas de algo
 
   
        
            MOUSSE DE CAVA CON BIZCOCHO CHOCOLATEADO O NO

            Ingredientes.-

            Bizcocho
           
-          4 huevos
-          100 gr. de azúcar en polvo
-          75 gr. de harina de fuerza (de panadería)
-          15 gr. de cacao en polvo (o 35 gr de chocolate negro)
-          25 gr. de mantequilla   fundida
-          5 gr. de levadura (la receta original no lo lleva)



Mousse

-          1 sobre de gelatina neutra
-          3 cucharadas de agua fría
-          300 ml (300 gr) de cava o champagne
-          2 claras de huevo
-          6 cucharadas de azúcar en polvo

Decoración

-          55 gr de chocolate de cobertura



Elaboración.-

Forrar con papel vegetal engrasado un molde llano (puede ser una bandeja de horno)  de 37,5 x 25 cm. Son las medidas que se indican en la receta, pero pueden ser aproximadas.

En un bol, batir los huevos, la mantequilla y el azúcar con batidora eléctrica,. Hasta que quede muy espeso. Las varillas deben desprender un hilo que tarde en caer. Puede parecer que no espesa, pero es cuestión  de tiempo y paciencia. Insistid.
Si se utiliza batidor manual, colocar el bol sobre un cazo con agua caliente mientras se bate sin parar (baño maría)

Tamizar la harina con el cacao e incorporarlo. Si  se añade levadura, incorporarla también. Si en lugar de cacao se va a utilizar chocolate, fundurlo en el microondas o a baño maría  e incorporalro después de la harina y una vez integrada  esta.

Precalentar el horno a 200 ºC

Verter la masa en el molde y, una vez precalentado el horno, hornear durante  8 minutos aproximadamente, o hasta que se vea que está esponjoso.
Transcurridos 5 minutos fuera del horno, sacarlo del molde y dejarlo enfriar en una rejilla.
Si se quiere hacer el bizcocho sin chocolate, hacer lo mismo pero sin añadirlo

Preparar  una regla o un metro y tener paciencia, por que  van a hacer falta
Si se va a utilizar moldes pequeños, recortar tiras de papel vegetal para forrar 4 aros de 10 cm de diámetro  (según la receta original). Si no, forrar el molde o los moldes que se vaya a usar, de igual modo y ponerlos sobre la plancha de bizcocho,  presionando, para tener la base del tamaño exacto.
Para las paredes de los moldes, recortar tiras de bizcocho a la medida adecuada con una altura de 2,5 cm.
Ya tendremos la base y los laterales.

Espolvorear la gelatina sobre las cucharadas de agua fría (del frigorífico) y esperar a que se hidrate y se esponje. Absorberá toda el agua.
Cuando se haya hidratado, colocar ese recipiente a baño maría y remover con una cucharilla hasta que se haya disuelto totalmente la gelatina.
Añadir el cava y mezclar bien



Batir  la nata hasta que empiece a espesar. Antes de que se monte totalmente, incorporarla a la gelatina con el cava y mezclar bien con una espátula.
Mantener en el frigorífico la mezcla anterior unos 30 minutos, dando vueltas a la mezcla de vez en cuando para que no termine de cuajar.
            Montar las claras a punto de nieve. Cuando estén casi montadas, añadir el azúcar en polvo y seguir batiendo hasta que tengan un aspecto reluciente.
            Añadirlas a la crema que tenemos en el frigorífico, mezclando con delicadeza.
            Rellenar los moldes.
            Al rellenar he superado la altura del molde por que había cortado el papel vegetal  de mayor tamaño. No hay problema por que el propio papel sujeta bien la crema, manteniendo la forma. De esa forma se puede dar la altura que se desee al pastel
            Introducir los moldes al frigorífico para que cuaje la gelatina durante varias horas. Yo los dejé de un día para otro.
            Desmoldar, quitar con cuidado el papel vegetal y con una paleta colocarlos en el plato de presentación o en una fuente.

            Fundir el chocolate de cobertura para decorar y cuando esté atemperado rellenar un cucurucho, hecho con el papel vegetal, cortar la punta del cucurucho y dar rienda suelta a la imaginación para dibujar lo que te plazca.



Si no te gusta el cava olvida este postre
Si te gustan los espumosos, apreciarás una muy agradable combinación entre el dominio del Brut y la suavidad y dulzura que aportan el chocolate y el bizcocho.
Puedes congelarlo y sacarlo unas horas antes de su consumo, añadiendo un momento antes de servir un poco de chocolate caliente. No será excesivo por que lleva muy poca cantidad.

Bon appétit


6 comentarios:

H. Chinaski dijo...

Os deseo a tod@s los que las disfruteis, unas felices vacaciones.
Os visitaré a mi regreso

Capri
Querida amiga, si te gusta el cava, te recomiendo que pruebes a hacer la receta. No te defraudará.
¡ah! por cierto, espero tu receta ;P

Besos y felices vacaciones

Carlos

© Capri dijo...

Realmente querido amigo, se nota que las vacaciones de sientan estupendamente.

Te preguntarás el motivo de este comentario, y es que en un mismo mes, deleitarnos con dos postres de lujo es una ¡¡¡¡¡ maravilla.!!!!!

Agradezco especialmente tu dedicatoria; si es que eso de meterme contigo tiene su aquel:

-la parte buena es que siempre que se te lanzo un reto lo cumples

-la regularcilla es que ahora me toca a mi aceptar tu sugerencia.

o¿O

La postre es deliciosamente perverso, jaja.. apetecible y como he leído hay que tener paciencia, que deduzco que tu no careces de ella, para elaborarlo.

Asi que por todo lo expuesto me mojaré e intentaré hacer un mousse similar, :(, me temo que no se parecerá en nada.

Si te quiero también hacer una puntualización: ya que hablas que debemos de deleitarnos con lo dulce, eso es evidente, los postres siempre dulces ( me encanta el dulce offfffffff course),pero como su blog se titula Requiem por un postre no siempre un postre tiene que ser muy dulce ... :P

No soy gran consumidora de vinos espumosos, cavas o alcohol en general, aunque te reconozco que me encanta el cava frio, sobre todo en una noche de verano con buena compañia. Tu postre es el acompañante ideal para un trio..( yyyy no seas mal pensado)jaja

Yo y mi pareja,

un buen cava

Y un delicioso postre

Disculpa este comentario tan rarito ojalá pudiese hablarte o darte mi versión sobre el mismo, pero la menda lerenda no ha hecho nunca una obra de arte igual :(

La receta típica de mi tierra te la enviaré o mejor dicho te enviaré mas de una, lo mismo hasta con foto incluida

Un beso muy dulce, como tu blog y con todo mi cariño

María.


PD) Espero que estes disfrutando de estos dias, hay que cargar las pilas para el resto del año.

Mayte dijo...

No dudo que debe estar rico, rico, pero las vacaciones me llevan a otros lugares ahora mismo la cava me la tomo con todo!! aprovechando claro...las vacaciones por otros lares, pero la reservaré para mi vuelta.

Ahora te dejo un abrazo y que disfrutes de tus vacaciones Carlos!

Besiños.

MAR dijo...

QUE RICO, YO QUIERO Y SOBRE TODO SI NO ENGORDA, SOY VANIDOSA JEJE.
Besos para ti, te estaremos esperando.
Muackkk
mar

kesito dijo...

Jolín, que maravilla !!, hasta el título me comería.

Javier dijo...

Hola, paseado por tus postres y he disfrutado mucho con las recetas, esta especialmente me ha encantado

Saludos y buen fin de semana