martes, 22 de septiembre de 2009

GALLETAS DE LA BRETAÑA FRANCESA, OSEA BRETONAS



Francia

Uno reconoce que si hubiese vivido en 1808 lo tendría mal. Probablemente Agustina de Aragón hubiese girado alguno de sus cañones hacia mi. Me habrían considerado un “afrancesado”.
No tengo ánimos conquistadores, pero reconozco mi pasión por el país vecino. Las malas lenguas dicen que Francia sería un país perfecto…si no fuera por los franceses.
Si he de ser sincero, en las veces que he visitado las Galias, nunca he tenido ningún problema con sus habitantes, más bien ha sido lo contrario, seguramente por eso no soy partícipe de ese comentario.


La península de Bretaña, ubicado junto a la región de Normandía, tiene en sus galletas uno de los productos que más se asocian con la región. Al igual que Normandía es conocida por el famoso desembarco de los aliados “el día D” y por ser la zona donde se produce el Calvados, licor exquisito, derivado de la manzana y que le ha dado fama mundial.

Si lo deseas, te acompañará un tema de la B.S.O. de la película French Kiss.

Romántica y divertida. Perfecta para pasar el rato







Galletas Bretonas

Ingredientes.-

250 gr de mantequilla
½ cucharadita de sal
190 gr. de azúcar en polvo
10 gr. de azúcar vainillado
4 yemas de huevo
390 gr. de harina normal
12 gr. de levadura química


Elaboración.-

Lavarse las manos
Poner la mantequilla a temperatura ambiente para que se reblandezca. En este caso, y después de media hora, la mantequilla seguía estando demasiado dura, así que opté por meterla al microondas, cortándola previamente en tacos de 2 cm. aproximadamente y poniendo la potencia al mínimo, durante 2 minutos.
No debe fundirse, solo tiene que estar algo blandita para poderla batir
Una vez reblandecida, ponerla en un bol y batirla con una cuchara de madera hasta que se forme una crema espesa.

Añadimos el azúcar en polvo y el azúcar vainillado.

Inciso.
El azúcar en polvo es muy necesario en repostería. Se utiliza más que el azúcar grano. Las opciones para conseguirlo son dos:
1- Comprarlo hecho (es muy caro, pero si te sobran los €, cómpralo)
2- Hacerlo tu en casa


Yo he elegido la segunda opción, desde hace tiempo. Al principio utilizaba la Thermomix para triturarlo, pero era un “coñazo” (con perdón) tener que fregar luego la maquinita de marras por unos gramos de azúcar, hasta que un buen día recordé que en un rincón de un armario en la cocina, dormía el sueño de los justos, un antiguo molinillo de café eléctrico y probé a ver que pasaba. Si muele el café, también molerá el azúcar, pensé.
A partir de entonce me he olvidado del “robot coñazo” (con perdón otra vez), al menos para hacer azúcar glace. Mucho más cómodo y no hay que fregar después. La textura que obtienes no es tan polvo como con la TH pero es más que suficiente para el objetivo que se persigue.




Seguimos batiendo la mezcla anterior hasta conseguir una pasta cremosa.
Tamizamos la harina con la levadura sobre el bol con la pasta anterior e incorporamos las yemas y la sal.
Mezclamos bien, primero con la cuchara y después con las manos, amasando ligeramente.
Formamos una bola, la envolvemos en papel film y la llevamos al frigo durante ½ hora como mínimo. Yo la tuve 1 hora.

Transcurrido ese tiempo, sacamos la bola del frigorífico, la dividimos en dos partes con un cuchillo y formamos dos cilindros del diámetro que queremos que sean las galletas. Normalmente entre 3 y 5 cm.
Cuanto más redondito y perfecto sea, mejor forma tendrán las galletas.
Hay que tener en cuenta que luego, al hornear, aumentarán su diámetro un 30 o 40 % por el efecto de la levadura..
Una vez formados los cilindros, los envolvemos nuevamente en papel film y los



Inciso
Nunca he entendido porqué lo llamamos papel, si en realidad es un plástico


metemos otra vez al frigo durante una hora como mínimo, mejor más tiempo y si se te hace tarde y lo dejas para el día siguiente, tampoco pasa nada.

Precalentamos el horno a 175 ºC
Sacamos los cilindros y cortamos rodajas de 1 o 1,5 cm. Al hornearlas, perderán espesor.
Las vamos poniendo en una bandeja de horno a la que previamente hemos puesto, esta vez si, papel sulfurizado, dejando espacio suficiente entre ellas.
Horneamos durante 20 o 25 minutos. Como siempre dependerá de cada horno. Cuando estén ligeramente doradas, solo ligeramente, sácalas y deja que se enfríen.

Si ya las habías comido, verás que son iguales, y si no las habías probado, te harás adict@.

Palabra de Chinaski


Bon apétit

4 comentarios:

Shinta dijo...

Estaba echando de menos ya tus galletas.

Estas me han parecido una exquisited, sobre todo porque me ha transportado a la Galias, música incluida.

Que buena idea lo del molinillo de café. El otro día estuve haciendo limpieza y lo ví, no quisé tirar ese amor platónico a la basura y me has dado una idea estupenda para traerlo de nuevo a mi vida.

Un besito, tengo ganas de que hablemos de la France.

H. Chinaski dijo...

Hola Shinta
Gracias por el halago, supongo que te refieres a los palitos, por que galletas, aunque he hecho de otros tipos no las había publicado.
La música es una pequeña muestra de lo que es la película. Está muy bien.(para mi al menos)
Ya verás, si haces las galletas como son clavaítas a las que se compran en las tiendas.
De la France hablamos cuando quieras. La verdad es que me encanta ese país, o mejor dicho lo poco que conozco de él.

Un beso
H. Chinaski

Mayte dijo...

Las galletas son una debilidad familiar así que probaré la receta sin duda, se ven tan ricas que dan ganas de morder la pantalla!

Bikiños ;)

H. Chinaski dijo...

Mayte
Espero que os gusten

Un beso